MUERTE DE TRABAJADORES POR ACCIDENTES TUVO SU NIVEL MÁS BAJO EN EL 2018

Según datos de la Superintendencia de Salud y Riesgos Laborales (SISARIL) en su boletín del 15vo aniversario del seguro de riesgos laborales, la tasa de letalidad del 2018 fue de 0.61%, su nivel más bajo de los últimos 6 años. Después de un máximo de 0.87% en el 2014, la tendencia ha sido a la baja en este indicador, siendo el récord anterior 0.62%.  Esa tasa fue el resultado de 254 muertes del total de 41,308 accidentes calificados por la ARLSS.

LAS ENFERMEDADES PROFESIONALES APROBADAS POR LA ARL SON CADA AÑOS MENOS

Cuando un caso de accidente de trabajo, trayecto o enfermedad profesional es reportado a la ARLSS, la misma hace una investigación para establecer su validez como tal. Mientras el 89.5% de los accidentes fueron calificadas, sólo el 25% de las enfermedades profesionales son aceptadas como calificadas, una reducción con respecto al valor máximo alcanzado en el 2017 de 29.6%. Esto significa que todavía sigue sin mejorar la gestión de la salud ocupacional en las empresas.

ACCIDENTES DE TRAYECTO REPORTADOS LLEGAN A SU NIVEL RECORD: ¡30.5% DEL TOTAL!

Los accidentes de trayecto representaron el 30.5% de los accidentes reportados a la ARLSS durante el 2018, cifra récords. Fueron 12,593 accidentes de este tipo del total de 41,308 reportados en dicho año. El año anterior había sido 30.2%, por lo que continua la tendencia que inició con 26% de los casos del 2013. El reto para las empresas es revertir esta tendencia mejorando los programas dirigidos a la seguridad fuera del trabajo.

OBJETIVO DE DESARROLLO SOSTENIBLE #8: TRABAJO DECENTE Y CRECIMIENTO ECONÓMICO

El Objetivo de Desarrollo Sostenible sobre Trabajo decente y crecimiento económico en su meta 8.8 señala la protección de los derechos laborales y promueve un entorno de trabajo seguro y sin riesgos para todos los trabajadores, incluidos los trabajadores migrantes, en particular las mujeres y las personas con empleos precarios. Según estimaciones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), cada año mueren 2,3 millones de trabajadores por accidentes y enfermedades relacionados con el trabajo; otros 160 millones de trabajadores padecen enfermedades no mortales relacionadas con el trabajo, y 313 millones de trabajadores padecen accidentes no mortales relacionados con el trabajo. La OIT estima que se pierde más del 4 por ciento del PIB anual del mundo como consecuencia de accidentes y enfermedades relacionados con el trabajo.