Cuando en febrero del 2017 el Consejo Dominicano de la Seguridad Social pase a la Administradora de Riesgos Laborales (ARLSS) la cobertura de los accidentes de tránsito iniciará un efectivo programa de prevención y la puesta en práctica de campañas de educación ciudadana sobre manejo seguro.

Para ello la ARL usará el 10% de los ingresos que por eso concepto reciba, 16 pesos mensuales por cada afiliado al régimen contributivo (3,500,714 a junio 2016: Fuente SISALRIL) ya que la ARL cubre sus gastos administrativos con el seguro de riesgos laborales y no tendrá necesidad de usar estos recursos a estos fines.

Al cierre de julio 2016, la ARL acumulaba fondos por un monto de RD$23,316,453,162.99, por lo que estaría más que interesada en reducir la tasa de accidentes de tránsito en la República Dominicana, la segunda mayor del mundo, y con ello el nivel del gasto por cobertura de accidentes.

Esto no es sarcasmo ni ironía, sino un sueño, una propuesta, una oportunidad para la ARL de poner al servicio de la ciudadanía sus aportes a la seguridad social. El objetivo de toda aseguradora es reducir la siniestralidad y con ello los reclamos, como forma de incrementar la rentabilidad del negocio. Esperemos.