El camión distribuidor de GLP de la foto estaba detenido en medio de la carretera, y a falta de triángulo su conductor alertó a los demás de la condición utilizando su extintor. Recuerde que los 3 recientes incendios en plantas envasadoras de gas han tenido como factor iniciador escapes del combustible.

El Reglamento de Transporte de Materiales Peligrosos del Ministerio de Medio Ambiente establece no solo las condiciones de seguridad en que estos deben ser transportados, sino que requieren la inspección y certificación específica de cada vehículo, incluyendo revisión de los mismos cada 6 meses.

Por eso, con la nueva resolución del Ministerio de Industria y Comercio que procura incrementar los niveles de protección en las envasadoras de GLP el reto no es ajustar las instalaciones existentes a los nuevos requerimientos, sino como se va a dar seguimiento al cumplimiento por parte de estas.

Y es que si no hay nadie en las empresas propietarias de estos tanqueros que se preocupe de que los vehículos cumplan con las leyes de tránsito, entonces queda clara la razón por la que fallan los dispositivos de descarga (mangueras, válvulas de seguridad, etc.): falta de verificación propia y estatal.