La Cámara de Diputados envió al Poder Ejecutivo la ley que crea el Instituto Dominicano de Prevención y Protección de Riesgos Laborales (IDOPPRIL). Nuestro sueño es que se convierta en algo así como el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene el en Trabajo de España y damos una idea para empezar.

El artículo 21 establece que los recursos acumulados por el Seguro de Riesgos Laborales (SRL) serán destinados a “proyectos y programas que tengan como objetivo la protección económica, social, laboral o de salud en el trabajo de las y los trabajadores dominicanos”. Al 31 de agosto del 2019 sumaban 39,250 millones de pesos.

Según el último estado financiero auditado de la ARLSS, al 31 de diciembre del 2017 la entidad acumulaba activos financieros por $30,821,043,353. O sea, en 20 meses crecieron en casi 9 mil millones de pesos. Eso quiere decir que la capacidad de acumulación del SRL supera sus egresos y da oportunidad a un mayor gasto en prevención.

¿En qué se puede invertir ese dinero que ahora manejará el Ministro de Trabajo? En fortalecer la fiscalización, en desarrollar instrumentos de capacitación para los trabajadores, en mejorar la formación del personal técnico y aumentar su número. Debemos estar vigilantes en cómo la nueva entidad cumple el mandato del artículo 21.