La actual directiva de la Sociedad Dominicana de Prevencionistas de Riesgos Laborales (SODOPRELA), encabezada por su presidente Nelson Gil, ha desarrollado un documento que se denomina “Marco de clasificación profesional para el sector de la seguridad y salud ocupacional de la República Dominicana”.

El mismo procura establecer categorías para quienes trabajan en la prevención de riesgos laborales considerando sus estudios y preparación en la materia, y ha sido cuestionado por no considerar la experiencia en la categorización, obviándose que es una propuesta y como tal puede ser modificado.

El contexto local indica que hay una gran cantidad de personas sin estudios formales que ejercen funciones en el área de prevención en el país, y su experiencia no puede ser obviada, considerando las limitadas fuentes para formación en República Dominicana y lo reciente de los programas formales.

Pero cuando se observan las estadísticas del 2018, las 259 muertes por accidente, la cantidad de preguntas que subyacen y la escasez de investigación en la materia, se concluye que no puede haber mejora en la prevención sin profesionales que aborden las tareas que se hacen sentados en un escritorio.